¿Podemos ayudarle?
Ponemos a su disposición soluciones encaminadas a proporcionarle una mayor Inteligencia de Negocio, una mejora de su Gestión Empresarial y un incremento de la Productividad de las empresas con un conjunto de servicios de valor añadido orientados a aportar mayor valor a los recursos tecnológicos de su organización.

info@mercanza.es
+34 913 603 100

La evolución del Business Intelligence



La evolución del Business Intelligence

  • Posted by Alberto Tascon
  • On 18 marzo, 2019
Desde el nacimiento del concepto, hasta su conversión en Trending topic

Por Rodrigo de Melchor Álvarez

Durante esta primera generación, el BI se centraba en dos funciones principales: producir datos e informes y organizarlos para permitir visualizarlos de una forma inteligible. Con una gestión del dato muy centralizada y a raíz del desarrollo de dichas funciones nacieron (como todo en la vida) sus problemas derivados, en este caso la complejidad y el tiempo.

Casi todos los proyectos necesitaban de expertos de IT para funcionar, de tal forma que la mayoría de usuarios no eran capaces de llevar a cabo tareas por sí mismos ya que, en esencia, las herramientas de BI habían sido diseñadas para expertos en analíticas avanzadas. Esto generaba un problema enorme de acumulación de datos que penalizaba la entrega a tiempo de informes hacia los responsables de la toma de decisiones. Poco a poco, esto condujo a una evolución de las herramientas de BI para su uso por individuos con conocimientos menos técnicos; hacia la segunda generación o “Business Intelligence 2.0”.

Una segunda generación de la mano de un nuevo siglo puso sobre la mesa herramientas más rápidas a la par que complejas, y comenzaron a nacer los programas basados en servicios en la nube (o Cloud Computing), que permitieron ofrecer todo lo que ofrecía un sistema informático como servicio, y por ende facilitaron el acceso a plataformas BI.

El crecimiento exponencial que tuvo internet por aquel entonces supuso un refuerzo y un precursor de las herramientas de uso self-service, cada vez más comunes (quizás incentivadas por el uso de redes sociales como Facebook y Twitter) y que permitían al usuario compartir ideas y opiniones. Aproximadamente en 2005, la necesidad de tener información a tiempo real se volvía vital para la empresa que quería estar por delante de sus competidores en un mundo saturado de información, así como para entender más en profundidad lo que los consumidores querían y pensaban sobre la esa misma compañía. Fue en este punto donde el BI comenzó a descentralizarse y empezó a dejar de verse como un apoyo al negocio; sino como una parte esencial de cualquier compañía que quisiese mantenerse a flote. He aquí el nacimiento de la última (de momento) generación del BI.

 

Llega la tercera generación del Business Intelligence

Esta tercera generación ha conducido al mundo hacia una democratización del dato absoluta; una forma de entender su acceso como algo obligatorio para toda la organización con el fin de obtener mayores conocimientos. Las herramientas de visualización self-service como Qlik Sense han propulsado esta democratización con el uso de un motor de indexación de datos asociativa y su uso en multi-cloud y dispositivos móviles, concediendo al usuario final la capacidad de explorar los datos libremente y sin fronteras.

Así pues, el BI no es algo que haya nacido precisamente ayer, como aquel que dice. Es frecuente ver como hoy en día se utiliza el término con un carácter fresco y novedoso, como si fuese algo que no ha sufrido una evolución, sino que deriva del avance tecnológico brutal de esta última década y que ha nacido tal y como lo conocemos a día de hoy. Esto, mis queridos lectores, es el poder del Marketing, y es lo que provoca curvas como la que Gartner nos muestra para demostrar la diferencia entre la expectativa del concepto, y el “impacto” real que tiene en el mercado pasados “n” año/s.

Fuente: Gartner 

Espero haber alumbrado y haber conseguido en ustedes la sorpresa que ofrece el descubrir que “no todo es lo que parece”. Gracias por dedicar su tiempo en leerme

0 Comments